domingo, 3 de octubre de 2010

Les presento a Sandra, ella es mi intuicion

Se llama Sandra porque definitivamente tiene mucho mas de femenino que de masculino. Sus palabras siempre estan llenas de emocion y pasion, poco fundamento tangible, tiene un sexto sentido, sabe algo mas del mundo real que yo. Ese mundo que considera que la teoria y los ensayos son la base del conocimiento pero cuando pone las terorias se ponen en practica raras veces se cumplen.

La primera vez que se me presento abiertamente fue en el hipodromo, cuando tenia 14 anios. Me dijo que le apueste a ganador a un caballo porque hiba a ganar. Cuando me decia esto senti miedo, pero me gustaba lo que queria que haga. No la conocia, asi que no confiaba en ella. Jugue a place y el caballo gano. En esa tarde me dijo lo mismo en tres carreras, las tres veces jugue a place, las tres veces el caballo que me dijo gano.

Desde ese dia supe que mi intuicion (aun no sabia como se llamaba, ni que era) estaba alli y podia ayudarme. Pero ella no siempre fue tan espontanea, creo que desde ese dia no aparecio por muchos anios. Al menos no en forma tan obvia como esa tarde.

Su presencia comenzo a ser mas obvia cuando mis decisiones se volvieorn mas arriesgadas, mas inciertas, con potenciales efectos (negativos o positivos) en otras personas y no solo en mi. En esos momentos es cuando ella se me pone al frente, me habla, me hace sentir, me hace confiar en mi mismo, me da la tranquilidad que la decision es buena o no. La escucho, mi razon no siempre esta de acuerdo. Hay conflicto, confusion, dialogo, y finalmente tomo la decision. Antes opte mas veces por mi razon, pero hoy usualmente sigo el concejo de Sandra. Se imaginan quien ha tenido mas aciertos en los ultimos 20 anios?

Creo que Sandra siempre ha estado conmigo, desde que tengo uso de razon, a psesar que durante mucho tiempo no fui conciente de su presencia. Estoy seguro que ella me merodeaba desde mi adolesencia cuando empeze a tomar las primeras decisiones, simples y vanales, pero muy importantes para mi vida. En ese tiempo ni me imaginamaba que estaba cerca, realmente no me acuerdo de ella.

Ha crecido conmigo, usando mis sentididos para aprender de muchas cosas que derrepente inconcientemente conozco, asumo eso porque mi razon opina asi. Conocimientos en los que basa sus opiniones. Aprendiendo como funcionan mis sentimientos, y que cosas me hacen sentir (lo bueno, lo malo, lo feo y lo bonito) para comunicarse mejor conmigo. Su presencia es de perfil bajo, pero conciente de todo lo que hago, lo que quiero lograr, lo que me pasa. Me habla en el momento adecuado, en una forma que no puedo dejar de escuchar, en un tono que me interesa, en un lenguaje que entiendo perfectamente.

Hoy puedo decir que he aprendido a confiar casi ciegamente en Sandra. Cuando siento el riesgo muy cerca siempre la buzco, y no siempre aparece al instante. Pero puedo confiar en que me dara su concejo cuando llegue el momento adecuado.

Cuando se les presente su intuicion, tomense el tiempo para conocerla. Todos la tenemos, unos la conocen mejor que otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario